domingo, 7 de diciembre de 2014

De museos

Comparto con vosotros unas fotos de nuestro viaje a Naxos, del museo arqueológico de la isla. Esta reflexión puede que sea algo romántica y poco práctica, pero quedan muy pocos museos con este encanto decimonónico, con las características propias que impulsaron a los primeros coleccionistas y a las primeras colecciones públicas: la belleza y la inspiración. No hemos de olvidar que el Museo es la casa de las Musas. Hace poco he visitado el nuevo Museo Arqueológico Nacional, y aunque reconozco el gran esfuerzo divulgativo y explicativo de la presentación de las piezas, y el gran acierto, echo en falta el edificio, gemelo a la Biblioteca Nacional, que literalmente ha desaparecido tras unos forros de muros prefabricados y madera. La historia del edificio no se ha respetado. Es como si la colección se expusiera en una nave industrial nueva. El Museo que conocí en mi niñez literalmente ha desaparecido. Bueno disfrutad de estas imágenes que despiertan el terror del museólogo y encantan al romántico diletante.